Entre Tercera y Regional

Image

La década de los sesenta estará marcada por continuos ascensos y descensos de categoría, aunque otro hecho relevante es la inauguración, en 1966, del Estadio Municipal Luis Rodríguez de Miguel, que será la casa del equipo durante los treinta y dos años siguientes. En los setenta se repite la tónica, y el Leganés divide sus años entre Tercera y Regional Preferente.

En los ochenta se producirá el despegue definitivo del Leganés. El club comienza a aspirar a cotas superiores, y en 1986 se proclama campeón de Tercera División, aunque no consigue ascender al caer en el play-off. Sí lo conseguirá en la siguiente campaña, debutando en Segunda División B en 1987 con Dº Jesús Polo en la presidencia y Díaz Pablos como entrenador. En el campo, jugadores como Moreno o Aguilera se convierten en ídolos de los aficionados.