LEG / NOTICIAS

Iván López: “Debe de ser increíble jugar los 'play-off' de ascenso a Segunda B”

Volver

21/02/2020 16:30

Iván López, capitán del C.D. Leganés ‘B’, es uno de los jugadores que mejor sabe lo que significa el sentimiento pepinero. Canterano desde los 7 años (ahora tiene 21), lidera con el brazalete del filial un proyecto que anhela subir a Segunda B, más aún tras el último triunfo ante el líder del grupo VII de Tercera.  “Debe de ser algo increíble jugar los ‘play-off’ de ascenso a 2ªB, me imagino la Instalación Deportiva llena con nuestra gente, ir a otros campos de España… se me pone la piel de gallina con solo de pensarlo. Nos vamos a dejar la piel por estar ahí”, comienza a explicar. 

Iván, ‘Ivi’ para los amigos de su barrio, de El Carrascal, insiste en señalar el buen grupo como uno de los secretos para el transcurrir excelente de esta temporada con el equipo clasificado en tercera posición con 40 puntos. “Tenemos un ‘equipazo’. Hay muy buen ambiente en el vestuario y eso se ve reflejado sobre el campo. Esta temporada está siendo muy positiva tanto a nivel individual como colectivo. Tenemos un gran equipo, debemos seguir puliendo detalles, pero este último triunfo nos reafirma que estamos en el buen camino”, destaca.

Una temporada excelsa que el central vive con más pasión si cabe por sus profundas raíces pepineras. “Para mí es un orgullo ser el capitán del filial del equipo de la ciudad en la que vivo y en la que he crecido. Llevar el brazalete conlleva representar unos valores que, desde que entré con 7 años, siempre me han inculcado en el club. Intento ser un ejemplo para mis compañeros, como ellos lo son para mí, para los ‘chavales’ más pequeños y para mi hermano. Yo creo que el ser buena persona está por encima de ser futbolista, y eso es algo muy importante”, afirma el defensa pepinero.

Para Iván, además, esta temporada ya ha tenido un premio personal en forma de convocatoria con el primer equipo. El 7 de noviembre, en el estreno de Javier Aguirre en el banquillo del Leganés, Iván fue uno de los 18 convocados para jugar contra la Real Sociedad en Donosti. “Desde pequeño uno siempre sueña con llegar a lo más alto. Para mí el hecho de subir a entrenar con el primer equipo ya es una sensación única. Mi convocatoria contra la Real Sociedad es el mejor recuerdo que tengo en estos años que llevo en el fútbol. Todo el vestuario me ayudó para sentirme uno más. Fue inolvidable. Ojalá pueda llegar a debutar con el equipo de mi ciudad”, concluye.