Social

Último partido de Orúe como técnico

El 12 de febrero de 2012, el Leganés visitaba Gijón para enfrentarse al Sporting ‘B’. Los hombres de Carlos Orúe llegaban con moral tras golear la semana anterior en casa al Vecindario, acrecentando las buenas sensaciones que venían dejando los refuerzos de invierno. Sin embargo, la mala racha del equipo en los partidos fuera de Butarque aconsejaba prudencia, puesto que hacía varias jornadas que no conseguía el triunfo fuera de casa.

Esa mañana, el Leganés salía con: Rubén Falcón; Ramón, Bidari, Biel Medina, Pedro Hernández; Marco Navas, De Lerma, David López, Vicente; Rubén Navarro y Javi Ballesteros. Tonino, Jesús Álvaro y Canario entraban desde el banquillo. El Lega comenzaba perdiendo ante un rival que, tres años después, nutre al primer equipo sportinguista (Álex Menéndez, Álex Barrera, Juan Muñiz, Serrano, Santi Jara, Luis Hernández o Guerrero), remontaba con doblete de Ballesteros para acabar cayendo por 4-2 (dobletes de Barrera y Guerrero).

Ése sería el último partido de Carlos Orúe como entrenador pepinero, puesto que el técnico jerezano era relevado tras la derrota por José María Rico. Orúe dejaba el Leganés tras once partidos, con un balance de cuatro victorias, tres empates y cuatro derrotas en una de las temporadas más difíciles de la historia reciente del Leganés.