LEG / NOTICIAS

C.D. Leganés y R.C.D. Espanyol, una conexión en blanco y azul

Volver

08/04/2021 12:00

El C.D. Leganés se medirá este domingo al R.C.D. Espanyol, un duelo atractivo no solo por lo que habrá en juego en lo deportivo, sino por la conexión que han tenido en los últimos 25 años en cuanto a jugadores se refiere: hasta dieciséis han vestido ambas camisetas en las dos últimas décadas.

En las actuales plantillas, el lateral venezolano Roberto Rosales y el capitán periquito David López son las caras visibles de aquellos que han militado en ambos clubes: Rosales jugó en Cornellà-El Prat en la temporada 2018/19, mientras que David lo hizo en Butarque en Segunda División 'B' en el curso 2011/12. Además del sudamericano, otros tres jugadores con pasado perico formaron parte de las plantillas pepineras en Primera División: el lateral Marc Navarro en la campaña 2019/20, el central mexicano Diego Reyes y el guardameta Andrés Prieto, estos dos últimos en la 2018/19.

Rosales, David López, Raúl Arribas o Lardín vistieron ambas camisetas

El lateral derecho Marc Bertrán ayudó al Leganés en la segunda vuelta de la temporada 2014/15, la de su retorno a Segunda División diez años después. En la etapa en Segunda 'B', además de David López otro ex del Espanyol recaló en Butarque: el mediocentro Iván Díaz, en las campañas 2010/11 y 2011/12.

En la primera década del siglo XXI, desde el Espanyol llegó a Leganés el portero Raúl Arribas, uno de los diez futbolistas con más partidos en la historia de nuestro club. Junto a él jugó una leyenda perica como Jordi Lardín, en Butarque en el curso 2004/05. En el 'Leganés de los argentinos' aparecían los laterales Mauro Navas y Fede Domínguez, quienes también habían militado en el Espanyol, y el central Joaquín Macanás, quien permaneció seis años como pepinero tras haber debutado con el primer equipo espanyolista en 1998.

Samuel Etoo, el más ilustre entre los ex de ambos equipos, que también compartieron entrenadores

En esos años también corría la banda de Butarque Lluís Codina, que se había estrenado con el Espanyol en 1993 en Copa del Rey. La conexión pepinero-perica se había iniciado en 1997, con las llegadas del central ruso Andrei Moj y el centrocampista José Mari, ambos con pasado en Sarrià. Caso especial el de, quizá, el más ilustre de los ex de ambos equipos, Samuel Etoo, quien fue primero pepinero y, al año siguiente, perico.

También en el banquillo de Butarque han tenido cabida ex integrantes del Espanyol. Los dos fueron técnicos pepineros en la pasada campaña, en las figuras del mexicano Javier Aguirre, quien dirigiera a los pericos entre 2012 y 2014, y Luis Cembranos, entrenador interino que dirigió tres partidos y que fuera futbolista del Espanyol en la década de los noventa.