LEG / NOTICIAS

El C.D. Leganés logra su récord de victorias consecutivas en Segunda División

Volver

22/02/2021 11:55

El C.D. Leganés consiguió este domingo ante el C.D. Tenerife su quinta victoria consecutiva, una racha que nunca antes en su historia había alcanzado en LaLiga SmartBank. Hasta ahora, los pepineros habían logrado enlazar cuatro triunfos en varias ocasiones, pero es la primera vez que engarzan cinco partidos ganando en la categoría de plata.

La inmaculada racha comenzó el 1 de febrero ante el C.D. Lugo, en el reestreno de Asier Garitano en el banquillo, cuando el C.D. Leganés se imponía por 3-2 gracias al doblete de Sabin Merino y al tanto de Rubén Pardo. El fin de semana siguiente se imponía a domicilio al Girona F.C. (0-2) con otro doblete, en esta ocasión de Kevin Bua. Y la pasada semana enlazó otros tres triunfos en casa: 3-1 ante el Albacete Balompié, 2-1 frente a la U.D. Almería y 1-0 contra el C.D. Tenerife.

En Segunda, la anterior mejor racha era de cuatro triunfos

La anterior mejor marca en Segunda estaba fijada en cuatro victorias consecutivas, algo que el C.D. Leganés había logrado en cuatro ocasiones. La primera de ellas, en la temporada 1999/00 de la mano de Enrique Martín, venciendo a Logroñés, Lleida, Salamanca y Albacete.

Ya con Asier Garitano, en la campaña 2014/15 los pepineros vencían entre las jornadas 23 y 26 a Llagostera, Mallorca, Lugo y Racing, y en el siguiente curso, el del ascenso, conseguían dos rachas de cuatro triunfos: la primera, frente a Llagostera, Mirandés, Almería y Córdoba, y la segunda ante Osasuna, Lugo, Alavés y Albacete.

El récord histórico del club, las ocho victorias consecutivas de la 1974/75

El récord de victorias seguidas en la historia documentada del club se remonta a la temporada 1974/75, cuando el Leganés militaba en Primera Regional. Por aquel entonces, los pepineros ganaron ocho partidos consecutivos entre las jornadas 5 y 12: Aranjuez (3-1), At. Pinto (0-1), San Cristóbal (3-0), Sonseca (1-4), Quintanar (8-2), Cañaveral (0-3), Alcobendas (2-1) y Ciempozuelos (0-1). Al término de aquella campaña, los blanquiazules acabarían logrando el ascenso a Regional Preferente.