Primer equipo

Carlos Martínez: "Esto no es definitivo, pero es un paso muy importante"

El entrenador del C.D. Leganés compareció tras el triunfo ante la S.D. Huesca.

El entrenador del C.D. Leganés, Carlos Martínez, compareció en rueda de prensa al término del partido que enfrentó este sábado al equipo pepinero y a la S.D. Huesca, correspondiente a la trigésimo novena jornada de LaLiga SmartBank, y que finalizó con victoria pepinera por 2-1.

El técnico dijo que "hemos empezado bien, metiendo el gol nada más empezar. A medida que ha ido pasando la primera parte han cogido más balón, pero al final hemos tenido un par de pérdidas y de ahí ha venido el gol, que podríamos haber evitado. Después hemos corregido en la segunda, hemos intentado de todas las maneras aunque estaban con cinco atrás, y fruto de eso ha llegado el penalti a favor. Es un paso muy importante, aunque no es definitivo. Tenemos que tener la cabeza fría, quedan tres partidos muy importantes y ojalá el viernes que viene pueda ser la permanencia matemática".

Sobre la jugada del penalti, comentó que "el otro día tardaron cinco minutos en pitarnos un penalti en contra. Desde mi posición tenía la sensación de que sí que era. Después nos hemos intentado defender y, por suerte, hemos podido mantener la victoria. Hemos tenido el control del juego, acercamientos, llegadas, y hemos tenido el premio al final".

"No es fácil tirar ese penalti, por suerte Qasmi lo ha metido y me alegro por él"

Preguntado por el autor del gol de la victoria, afirmó que "Qasmi me encantaba cuando lo veía a fuera a nivel de lo que transmite. Él estaba sin jugar, y le dije que estuviera preparado. Entrena que da gusto. Para mí son todos igual de importantes y hay partidos para todos. Preveíamos que ellos podían estar más armados atrás, y Qasmi nos da muchas cosas a nivel de presión, quedarse balones, y también de personalidad. No es fácil tirar ese penalti, por suerte lo ha metido y me alegro por él".

Por último, sobre la afición, afirmó que "sabíamos que la afición iba a estar así. No podíamos salir de otra manera que no fuera a muerte y a dar razones para que la afición se convirtiera en el número doce".